Reformas sostenibles

26/05/2020
Reformas sostenibles

Si te importa el planeta y la repercusión de lo que hacemos en él, seguro que tienes "green attitude" y por ello debes aplicar también  ese pensamiento verde a la hora de las reformas que lleves a cabo en tu casa.  

En este post vamos a centrarnos en las reformas sostenibles, o los trabajos que se pueden ir implementando en nuestro hogar con el fin de convertirlo en un hábitat sostenible y más ecológico. Estas reformas se pueden hacer todas de golpe si se trata de una reforma integral, o bien paulatinamente, pero en ambos casos nos centraremos en mejorar  las condiciones de confort, habitabilidad, uso, eficiencia, durabilidad, etc.

Estas reformas sostenibles además de ser positivas para el medio ambiente, también provocan una reducción de la factura y del gasto energético, por lo que son el doble de interesantes.

 

Una de las principales reformas que podemos realizar en nuestro hogar, y con la que mejores resultados de sostenibilidad vamos a tener, está relacionada con la energía. Esto se traduce en invertir en buenos aislamientos de suelos, techos y paredes, que a la larga repercutirán en nuestro confort y, sobre todo, en los costes económicos de climatización. En este sentido deberíamos comenzar planteando la posibilidad de colocar placas o tejas solares, también una caldera de biomasa o una bomba de calor.

 

Es importante cambiar las bombillas incandescentes por luces LED

 

También es importante a tener en cuenta a la hora de realizar una reforma sostenible el uso de productos con etiquetas que certifiquen el grado de sostenibilidad. La eco-etiqueta europea certifica que los productos no son contaminantes durante toda su vida, tanto en la producción como el  consumo. Algunos de los materiales que tienen estas etiquetas son las bombillas, los barnices o los muebles.

Otro sello importante es el FSC en la madera. Este sello garantiza que la madera se ha gestionado de manera responsable con el medio ambiente, promoviendo la biodiversidad y generando menos emisiones de CO2.

 

Para un garantizar un buen aislamiento también hay que instalar ventanas con buena nota en eficiencia enérgética. Ventanas con doble acristalamiento y cámara de aire superior a 10 mm. La escala EEV, que sirve para puntuar la eficiencia energética, es similar a la usada en los electrodomésticos de bajo consumo. Cuanta mejor nota, más eficiente.

En el aislamiento, tanto térmico como acústico, también habría que tener en cuenta la instalación de  placas de corcho prensado o paneles de madera reciclada como material de construcción. Para suelos, un buen material es  el gres porcelánico reciclado, que, además de reducir las emisiones de CO2, es bastante resistente, y está formado por un 80% de material reciclado. Los materiales de origen reciclado, al dar una segunda vida a residuos,  reducen el consumo de nuevas materias  y, a su vez, el consumo de energía y gases efecto invernadero  en la extracción. En los suelos de interior es más sostenible y seguro para la salud el parquet de madera certificada. Para las terrazas, la madera certificada para exterior que, además, no necesita mantenimiento, es resistente al sol y es un aislante tanto térmico como acústico.

 

En una reforma sostenible hay que intentar implantar sistemas para disminuir el consumo del agua. También habría que intentar evitar la contaminación, y en este sentido, uno de los principales problemas es la contaminación que pueden emitir las tuberías. Si en vuestra vivienda hay tuberías de aluminio es recomendable cambiarlas por una instalación más ecológica con tuberías de acero inoxidable, de polipropileno o de cerámica artesanal. También sería recomendable cambiar los inodoros antiguos, que consumen demasiada agua, por unos de mayor eficiencia de doble descarga. Esto supondría una reducción en la factura del 20%. En nuestra reforma sostenible también se podría instalar un descalcificador, y grifos aireadores que reduzcan la cantidad de agua consumida.

 

Otra parte importante en una reforma sostenible es la elección de la pintura, tanto de interior como de exterior. Al elegirla  hay que intentar evitar que los Compuestos Orgánicos Volátiles no superen los 250 gramos, o que sean pinturas al agua. Los compuestos que llevan las pinturas con altos niveles de COV  son perjudiciales, tanto para el ser humano como para el medio ambiente, ya que contribuyen al efecto invernadero. Existen pinturas que además de no emitir gases tóxicos, eliminan los que hay en el espacio. Otra solución alternativa a la pintura son los revestimientos de gres o cerámica, muy usados en baños y cocinas, y el papel pintado.

En nuestros establecimientos disponemos de todo lo necesario para realizar una reforma sostenible,  además, nuestro personal especializado te aconsejará sobre los mejores materiales, productos, e incluso con el diseño. 

 

 

Compartir entrada
Volver