Las baldosas que purifican aguas contaminadas

Forma natural de limpiar las aguas residuales a través de un sistema de baldosas con incrustaciones de algas.

29/11/2019
Las baldosas que purifican aguas contaminadas

Ingenieros bioquímicos de la University College London han creado un prometedor material de construcción: Una baldosa que limpia las aguas contaminadas.

Esta baldosa de arcilla en forma de hoja es capaz de limpiar los metales pesados que hay en las aguas residuales a través de un sistema de azulejos con incrustaciones de algas.

Su nombre es Indus, y cada azulejo es capaz de filtrar todo tipo de tintes químicos tóxicos gracias a una capa de hidrogel con algas que los captura.  

Estas microalgas también pueden aislar los metales pesados y degradar los compuestos que hay en los tintes de los textiles.  

 

La función de las algas es ayudar a descomponer los contaminantes de las aguas de una forma más sostenible

 

¿Cómo funciona este sistema?

 

Cada baldosa se fabrica con arcilla, o un material similar, en moldes en forma de abanico con una serie de “canales en forma de vena”. Estos imitan la estructura de las hojas y su capacidad de distribuir el agua de manera uniforme a cada parte de una planta. Los canales se llenan con microalgas que se suspenden dentro de este “engranaje biológico” de un hidrogel derivado de algas. Esto mantiene vivas las algas y al mismo tiempo es completamente reciclable y biodegradable.

Una vez los azulejos están llenos, se ensamblan en una pared y se vierte agua a través de entradas en la parte superior. El agua recorre a través de los canales y se recoge en la parte inferior. A medida que fluye por los canales, el agua está sujeta a un proceso llamado biorremediación, en el cual los microorganismos como las algas u hongos van descomponiendo los contaminantes en el medio ambiente.

El objetivo de los investigadores es poder fabricar diferentes tipos de baldosas adaptados a diferentes metales pesados contaminantes: cada uno podría fabricarse con un tipo específico de alga, adecuada para cada metal.

Cada palmeta está unida a la siguiente a través de juntas, por lo que se puede quitar individualmente sin desarmar todo el sistema, simplemente habrá que sustituir las algas rellenando cada baldosa. Esto es crucial, ya que permite un fácil mantenimiento.

Indus se exhibió por primera vez durante el London Design Festival 2019 bajo el tema Nature, parte del programa de la curadora Jane Withers para el Brompton Design District

Auguramos un futuro prometedor para este biomaterial sostenible

Compartir entrada
Volver