El bambú: el nuevo material de construcción sostenible

08/05/2020
El bambú: el nuevo material de construcción sostenible

El bambú ha sido declarado como material del siglo XXI por Naciones Unidas gracias a las fantásticas propiedades para nuestro medio ambiente y, a pesar de que se ha usado durante años como elemento decorativo, ahora se está  empezando a usar como  material de construcción.

 

El bambú es un material orgánico de origen natural que gracias a sus magníficas propiedades es perfecto para usarlo en viviendas sostenibles. Además de ser de rápido crecimiento, es una planta que produce más oxigeno que los árboles de madera dura, por lo que se ha convertido indispensable para combatir el calentamiento global.

La calidad del material, junto a su gran elasticidad y el bajo coste, lo convierten en un material idóneo para viviendas en países subdesarrollados. Al no ser necesarias herramientas de gran calibre en su procesado, ni el uso de recursos energéticos, es más ecológico que otros materiales de construcción.

 

Gracias a sus cavidades funciona como aislante térmico y acústico

 

Durabilidad y cualidades

 

Para que el bambú como material dure por lo menos 20 años hay que realizar una serie de tratamientos. Para protegerlo hay varios métodos, el más común y efectivo consiste en sumergir las cañas en un líquido con pentaborato que evita la aparición de insectos y hongos.

El bambú es un gran aislante, e incluso hay diseños que permiten la ventilación, lo que conlleva que al utilizarlo para construir viviendas, el resultado sea tener un habitáculo agradable y libre de humedad. También convierte la vivienda ecológica en una económica ya que el coste del producto es un 35% menos que los materiales de construcción convencionales.

Otra de sus cualidades es su gran resistencia, ya que da solidez estructural a la vivienda, lo que ayuda a evitar el derrumbe frente a seismos. En el caso de caída del edificio, el peso del bambú es menor que otros materiales como el ladrillo, por lo que el golpe y daño será menor y la reconstrucción del hogar será más fácil y rápida. Este material es considerado duro por el proceso natural propio, por el que se endurece gracias a la solidificación de sus fibras. El tiempo estimado para que se vuelva duro, y pueda ser muy resistente, es entre 4 o 6 años, por lo que a partir de ese momento se podrá empezar a usar como material de construcción.

 

bambu4

 

Otra interesante característica es la capacidad de eliminar el CO2 de manera rápida y eficaz, por lo que se ha puesto en marcha un proyecto para mejorar la calidad de la atmosfera de manera natural. La fundación Altran presentó un proyecto de viviendas sostenibles en países donde se encuentra el área de cultivo. Además de eliminar el dióxido de carbono, durante su  cultivo reduce la erosión del suelo gracias a la densidad de las raíces.

El bambú, además, puede ser usado no solo para la construcción de viviendas, sino para la construcción de andamios (incluso para edificios altos), puentes en zonas de Asia, o toldos para jardín, transmitiendo un poco de sombra y frescura a la terraza.

 

El bambú elimina un 30% más rápido el CO2 de la atmósfera que el resto de plantas

 

Aunque son resistentes a terremotos, no está demostrado que perduren frente a huracanes o fuego, por lo que cuando se utilice este material de construcción, es necesarios usar las medidas de protección adecuadas. 

 

Un dato curioso del bambú es que todas sus partes son aprovechables y se usan para algún fin. Mientras que la copa se usa como materia orgánica, la siguiente zona, que es la que menor diámetro tiene, se suele usar para tejidos. La llamada basa, que figura tras el tramo de menos diámetro, es la parte más comercial y que más metros puede utilizar sobre todo para vigas o columnas. La cepa, que sería la base de la planta, es la más resistente y la de mayor diámetro, y se suele usar para columnas o para pasadores. En la parte subterránea encontraríamos la red de tallos que es usada para decoración y mobiliario.

 

Como conclusión, el bambú es una gran material de construción sotenible, que seguro ha venido para quedarse durante mucho tiempo. 

 

Compartir entrada
Volver