Césped artificial, una opción sostenible

04/06/2020
Césped artificial, una opción sostenible

El césped artificial está ganando cada vez más más adeptos por todas las ventajas que ofrece, sobre todo como una buena opción sostenible. Tanto a nivel particular en terrazas y jardines, como en los ayuntamientos o en las propias empresas. A destacar su bajo mantenimiento,  sus propiedades mecánicas, la  capacidad de reciclado y  su reutilización.

Además el césped artficial cumple las mismas funciones y expectativas que un césped natural e, incluso, hay veces que a simple vista cuesta diferenciar si se trata de uno artificial o natural dado el aspecto realista que tienen actualmente gracias a la incorporación de nuevos materiales y  tecnologías.

 

Ventajas del uso de césped artificial 

 

Aunque ya hemos mencionado algunas de sus características, el césped artificial destaca por ser una alternativa viable a la hierba natural porque no requiere de cuidados excesivos, y es bastante económico dependiendo de las diferentes gamas existentes en el mercado.

Otra ventaja es el ahorro de agua. Con la instalación de un césped artificial se puede ahorrar hasta un 70% en el pago de las facturas de agua. Pero además implica a la larga más ahorro enérgetico y de tiempo,  ya que no hará falta la instalación de un riego, ni la aplicación de fertilizantes, ni se necesitarán los sercivios de un jardinero, ni del cortacésped.

 

Una vez hayas instalado tu nuevo césped artificial, ya puedes vender tu cortacésped y dejar de preocuparte por regar

 

Su gran versatilidad es también una gran ventaja, ya que  puede instalarse sobre cualquier superficie ya sea hormigón, tierra, pádel, baldosas o cemento. Además, también podría instalarse en paredes.

Su apariencia perfecta durante todo el año: el cesped artificial permanecerá realista, verde y natural durante todo el año. Las versiones de tercera generación son tan realistas que solo se echará en  falta el olor a hierba. 

Es muy fácil de limpiar: para conservarlo en buen estado únicamente se tiene que cepillar para retirar las hojas y eliminar los residuos. Es recomendable, eso sí, efectuar un mantenimiento profesional cada año, para garantizar la apariencia y el buen estado de la hierba.

Económico: A tener en cuenta que se realizará una única inversión, que generará un ahorro permanente.

Higiénico, ignífugo y antialérgico: Es un material que no ocasiona problemas para la salud, no irrita y no origina reacciones alérgicas en la piel. El césped artificial no acumula gusanos, insectos, ácaros, o bacterias, ya que el compuesto de la superficie no atrae a estos animales ni a microorganismos. Es resistente a las condiciones climáticas, y muy seguro si se tienen niños y mascotas.

Solución perfecta para las zonas con sombra: Es bastante habitual que el césped natural en las áreas con sombra se vuelva marrón, deje de crecer y se cubra de musgo ya que necesita de la luz solar para que la hierba natural crezca. Por esto, el césped artificial que no necesita sol, es una solución perfecta para lugares donde, debido a su situación, es imposible que el césped crezca de forma natural. 

Buenísima capacidad de drenaje: Es resistente a las continuas inclemencias del tiempo como la lluvia, la nieve y el sol, por lo que su excelente capacidad de drenaje evita charcos y seca muy rápido.

 

Las propiedades del césped artificial lo hacen ideal para cualquier clima

 

Durabilidad: Un césped artificial de calidad puede durar aproximadamente entre 12 y 14 años, aunque dependerá de su uso y  del correcto mantenimiento que se le realice. 

En términos de sostenibilidad, es absolutamente beneficioso. Una vez que termine su ciclo de vida útil, puede ser llevado a un vertedero controlado donde se le aplican técnicas específicas para su reciclaje y reutilización.

De igual forma, dado que no necesita productos químicos ni maquinaria para su mantenimiento, se evita la contaminación del suelo y la descarga de emisiones de CO2 o gases de efecto invernadero. Los que están hechos a base de poliuretano son 100% reciclables.

 

Actualmente, existe una extensa gama de césped artificial, además su colocación no es complicada, aunque si se deben tener las herramientas adecuadas y saber cómo instalarlos en cada tipo de suelo. Consulta en nuestros establecimientos o contacta con nosotros aquí.

 

 

Compartir entrada
Volver